Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


II 




Maestra 



Construya para 
la eternidad 

II 

alfombra 
del culto 






Cuna - 
Infantes 



Control del caos 



ni. 



lord 
tur ale 






atasrEía Jos niños 
hí\ "Jas cujíes 









Año Al 
dejóos 



H 



Luces en el camino al Cielo 



a 



E 



único modo de crecer en la 
gracia es haciendo desinteresa- 
damente la obra que Cristo ha 
puesto en nuestras manos: comprometer- 
nos, en la medida de nuestra capacidad, a 
ayudar y beneficiar a los que necesitan la 
ayuda que podemos darles. La fuerza se 
desarrolla con el ejercicio; la actividad es 
la misma condición de la vida. Los que se 
esfuerzan en mantener una vida cristiana 
aceptando pasivamente las bendiciones 
que vienen por la gracia, sin hacer nada 
por Cristo, procuran simplemente vivir 
comiendo sin trabajar. Pero el resultado de 
esto, tanto en el mundo espiritual como 
en el temporal, es siempre la degenera- 
ción y decadencia. El hombre que rehusara 
ejercitar sus miembros pronto perdería 
todo el poder de usarlos. También el 
cristiano que no ejercita las facultades 
que Dios le ha dado, no solamente dejará 
de crecer en Cristo, sino que perderá la 
fuerza que tenía. 

"La iglesia de Cristo es el agente elegi- 
do por Dios para la salvación de los hom- 
bres. Su misión es extender el Evangelio 
por todo el mundo. Y la obligación recae 
sobre todos los cristianos. Cada uno de 
nosotros, hasta donde lo permitan sus ta- 
lentos y oportunidades, tiene que cumplir 
con la comisión del Salvador. El amor de 
Cristo que nos ha sido revelado nos hace 
deudores a cuantos no lo conocen. Dios 
nos dio luz no sólo para nosotros sino pa- 
ra que la derramemos sobre ellos".— Elena 
de White, El camino a Cristo, p. 81. 

"Los cristianos son como portaluces 
en el camino al cielo. Tienen que refle- 
jar sobre el mundo la luz de Cristo que 
brilla sobre ellos. Su vida y su carácter 
deben ser tales que por ellos adquieran 
otros una idea justa de Cristo y de su 
servicio".— Ibid, p. 117. 

Durante el 2008 el énfasis está dado 
en dos palabras: comunión y misión. 
Pedro dice que debemos "aguardar y apre- 
surar" su segunda venida (2 Pedro 3:12). 
Aguardar tiene que ver con comunión, 



con Dios a través de la devoción personal 
y apresurando, con misión. La misión que 
tenemos como iglesia de ir y predicar el 
evangelio a todo el mundo. 

El plan de trabajo que presentamos 
en la Llave maestra anterior está armado 
bajo estas dos palabras que son la clave 
para un crecimiento armonioso. 




Caravanas y Revives de niños y 
adolescentes 

Las actividades anuales de evange- 
lismo dieron comienzo con la Escuelas 
(Colonias) Cristianas de Vacaciones (enero 
y febrero) y Semana Santa (marzo). A 
ellas asistieron niños y adolescentes que 
fueron motivados a conocer a Jesús por 
medio de las diferentes actividades reali- 
zadas. Ahora, nuestro constante desafío 
es darles continuidad a la atención de 
cada uno de esos niños. 

A partir de este trimestre en adelante 
tenemos diferentes opciones para darles 
a los niños y adolescentes la atención que 
necesitan al tiempo que van conociendo 
del amor de Jesús, actividades como: 



Encontrando la misión 

Cuando iniciamos nuestro trabajo 
con los juveniles teníamos claro los obje- 
tivos pero nos preocupamos cuando 
notamos que el grupo estaba agonizan- 
do. Veíamos apatía por las cosas de Dios 
y por el prójimo. Tanto mi compañera 
como yo nos preparábamos lo mejor 
posible, pero no veíamos resultados. 
Entonces participé de un seminario del 
MN donde escuché dos conceptos fun- 
damentales: relación personal con Dios 
y misión. Percibí que allí estaba la falla. 
¡No habíamos definido nuestra misión ! 

Desde ese día planificamos salidas 
misioneras y, después de leer Más de 
una milla, añadimos el componente 



► Clases bíblicas, 

► Grupos pequeños de niños, 

► Escuela Sabática, 

► Sociedad de menores, 

► Club de conquistadores, 

► Coros infanto-juveniles y otras que 
nos permiten ayudarlos a que va- 
yan tomando decisiones por Jesús. 

¿Cómo producir un cierre para todo 
este esfuerzo? 

Los Revives (una semana o cinco días 
de reuniones con temas de decisión) y/o 
una Caravana (se visitan diferentes luga- 
res en un tiempo determinado, cerrando 
los Revives realizados por la iglesia local) 
son una excelente oportunidad para 
apoyar sus decisiones. 



Llave Maestra 

DIRECCIÓN 
EDITORAS 

DISEÑO 



Cuna - Infantes 



2 o Trimestre de 2008 



adolescentes 



evelin w. de bentancor [directora de MN de la Unión Austral]. 
llavemaestra@ua.org. ar 

Enseñar para Salvar... 

adrianai. defemopase — Cuna e Infantes P9^IE^ 

beatriz w. de juste —Primarios í^f^p^i 



vaninas. dejara 
arturokrieghoff 



-Intermediarios y Juveniles 





social, que también estaba faltando. Poco 
a poco vemos cómo nuestros juveniles 
comienzan a estudiar la Palabra de Dios 
y no faltan los sábados para no perderse 
el concurso basado en el libro Patriarcas 
y profetas. ¡Están leyendo un libro del 
Espíritu de profecía y participamos en la 
misión! Visitamos a otras iglesias, repar- 
timos 300 revistas el Día de los Muertos, 
visitamos a los geriátricos y a los abuelos 
que ya no pueden ir a la iglesia. Dios pre- 
mia nuestro esfuerzo permitiéndonos ver 
felices a nuestros alumnos. Sabemos que 
ellos están en zona de riesgo y hacemos 
todo lo posible por cuidarlos. — Alejandra 
Ludueña, maestra de Juveniles de la igle- 
sia de Córdoba Centro. 



Sueñe y piense en grande. Defina con 
su equipo y con el pastor las estrategias 
a seguir. No dude en comunicarse con su 
líder de Asociación y/o Misión para pedir 
orientación, materiales, etc. 

Valor de los pretrimestrales y 
seminarios de capacitación 

¿Sabía usted que los seminarios de 
entrenamiento son fundamentales para 
el éxito de su Escuela Sabática? Cada 
uno de ellos ha sido estructurado para 
facilitar el aprendizaje. Los maestros 
bien entrenados generan un ambiente 
en el cual los niños son vigorizados y co- 
nectados a las lecciones bíblicas, logran- 
do ser oidores y hacedores 
de la Palabra de Dios. 

Los estudios demues- 
tran que la mayor de- 
bilidad de las Escuelas 
Sabáticas y otros eventos 
de niños, es la escasez de 
maestros bien preparados. 

Las experiencias prác- 
ticas, los seminarios y los 
talleres renuevan la pasión 
y aumentan la destreza y 



Trabajando en favor de los 
menos favorecidos 

Desde que acepté la invitación de 
organizar las reuniones de Semana Santa 
para los niños del barrio Las Lomas, en 
2006, fui testigo de la obra Espíritu Santo. 
Tuvimos una asistencia promedio de 30 
niños y al percibir su necesidad de afecto, 
estímulo y básicamente de Dios, los invi- 
tamos a participar de reuniones semana- 
les los sábados por la tarde. 

El siguiente sábado nos sorprendimos 
al encontrar a un grupo mayor. Siempre 
trabajé junto a mis dos hijas y a mi espo- 
so, pero ahora tuvimos la necesidad de 
convocar otros maestros. 

Con los niños mayores estudiamos la 
serie Yo creo y cuando llegó el día de la 
graduación sus padres también manifes- 
taron deseos de estudiar la Biblia. 

Muchas veces los niños se sienten 
excluidos por carecer de recursos econó- 
micos. Decidimos festejar el Día del Niño 
en un pelotero ¡y conseguimos hacerlo 



la motivación para el servicio. Lo que los 
maestros conocen, creen y hacen impac- 
ta en el aprendizaje de los niños. 

Esta es la razón por la cual MN realiza 
pretrimestrales y seminarios de capaci- 
tación. No deje de asistir; siempre habrá 
algo que aprender 

Materiales de Ministerios del 
Niño de la Unión Austral 

► Librito para Adoración infantil 
2008 Escenas de la Biblia que emo- 
cionan. 

► Cuadernillo Año bíblico. 

► Biblia tapa niños. 

► Libritos para Semanas de Oración. 

Material para Sema- 
nas de Mayordomía. 

Material para Escue- 
las (o colonias) Cris- 
tianas de Vacaciones. 

Libro Más que una mi- 
lla, ideal para trabajar 
con adolescentes. 

Libro De la mano de 
Jesús llegaremos. Pro- 
gramas bíblicos 




gratis, incluyendo las acompañantes, la 
comida y los juegos! 

Cada verano llevamos a los chicos a 
una quinta para pasar el día y disfrutar de 
la pileta. Estas actividades y los almuer- 
zos sabáticos consolidan el grupo. 

Estamos alquilando un lugar donde 
adoramos a Dios en el que funcionan dos 
clases de niños y una para adultos. Los 
diez maestros que trabajamos allí nos 
hemos gozado al presenciar varios bautis- 
mos de niños y adultos. 

Los animo a realizar la misma tarea. 
Dios nos da las ideas, los medios eco- 
nómicos y las fuerzas para seguir y no 
flaquear. — Dina Velásquez de Sánchez, 
filial del barrio Las Lomas, Escobar. 




integrados para ser utilizados en 
diferentes actividades. 

► Imanes con el logo del MN. 

► Carpetas para capacitación del MN. 

► P/ndelMN. 

Estos materiales se venden en los 
Pretrimestrales o en las sedes de las 
Asociaciones y/o Misiones. 

Actividades destacadas para 
este trimestre 

1. Encuentros de Primarios y/o ado- 
lescentes. Por iglesia, distritales o 
interdistritales. 

2. Realice la capacitación a los niños y 
adolescentes que van a predicar en 
La Voz del Menor 2008 titulada Ex- 
perimentando a Jesús. 

3. Fortalezca el culto familiar en los 
hogares de la iglesia. 

4. Recuerde suscribirse a los manua- 
les y Llaves maestras para 2009. 



Construya para la eternidad 



Los dos constructores 

Había una vez en la tierra de la pater- 
nidad, dos constructores. Ambos habían 
recibido la responsabilidad de construir un 
edificio. A ambos se les había aconsejado 
comenzar temprano. ("Instruye al niño en 
su camino, y aun cuando fuere viejo no se 
apartará de él" [Prov. 22:6]). Ambos habían 
recibido pautas del Diseñador Maestro. 
Ambos tenían acceso a una línea telefónica 
especial, con instrucciones de mantenerse 
en contacto. Y ambos tenían las herra- 
mientas necesarias para cumplir su tarea. 

El primer constructor sabía que la 
responsabilidad era suya, y conocía el 
consejo, pero cuando comenzó a leer las 
instrucciones, dijo: 

—Estas instrucciones son demasiado 
generales. Es difícil relacionar instruccio- 
nes tan antiguas con la situación actual. 

Y los planos más detallados parecían 
demasiado idealistas. 

—Me resulta imposible construir de 
esa manera, por el tipo de mundo en el 
que vivo y por las muchas responsabilida- 
des tan apremiantes que tengo. Además, 
quiero saber exactamente cuántas veces 
y con cuánta fuerza tengo que golpear 
el clavo para que entre de la manera 
correcta, y estas instrucciones no son tan 



específicas. No tengo tiempo para llamar 
al Diseñador Maestro a cada rato. ¿Qué 
pensará él si lo molesto con estas cosas 
tan pequeñas? 

Así siguió su camino y construyó un 
poco por aquí y otro poco por allá. Hacía 
esto cuando sus horarios se lo permitían, 
y cuando tenía ganas. Su edificio creció, 
pero se cayó cuando vino una tormenta. 

El segundo constructor tomó su 
responsabilidad de construir con mayor 
seriedad. Para entender claramente el 
consejo del Maestro Diseñador, leyó las 
instrucciones de tapa a tapa, eligiendo 
aquellos principios que podía usar para 
desarrollar su propio juego de planos que 
satisficieran sus necesidades específi- 
cas. Estudió los diseños desarrollados 
por otros constructores exitosos, y en 
lugar de seguirlos ciegamente, buscó los 
mejores principios de arquitectura que se 
aplicaran a su situación singular. 

¡Qué trabajo! Hubiera sido mucho 
más fácil seguir ciegamente lo que otros 
habían hecho. Pero en las instrucciones 
del Maestro Diseñador encontró este 

>^\ s 

\x'-\ x ; 



desafío: "Mira, Jehová tu Dios te ha entre- 
gado la tierra; sube y toma posesión de 
ella [construye sobre ella], como Jehová el 
Dios de tus padres te ha dicho; no temas 
ni desmayes" (Deuteronomio 1:21). Y cobró 
valor, tomó sus herramientas, y comen- 
zó a construir. Se mantenía en contacto 
constante con el Maestro Diseñador. No 
temía admitir su falta de conocimiento 
y pedir ayuda. ¡ Estaba agradecido por la 
línea directa que tenían! 

No hizo un trabajo perfecto, espe- 
cialmente los primeros días cuando era 
nuevo en la tarea. Aprender lleva tiempo. 
Clavó algunos clavos torcidos. Empapeló 
mal una pared una o dos veces. Pero 
cuando esto ocurrió dijo: "Lo lamento", y 
comenzó otra vez. En lugar de esconder 
sus errores, los corrigió tan pronto como 
tomó conciencia de ellos. Aunque le llevó 
un poco más de tiempo y requirió más 
paciencia, los resultados valieron la pena, 
porque el edificio era casi perfecto. 







K 



(I PARTE) 



Después de 18 años de planear, clavar, 
empapelar, y pulir, el edificio, aunque no 
estaba completo, estaba listo para soste- 
nerse por sí mismo. Y lo hizo, en el viento 
y la tormenta. Cuando la gente vino a la 
inauguración, les gustó todo, de adentro 
hacia afuera. 

Y el Maestro Diseñador dijo: "Bien, 
buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, 
sobre mucho te pondré; entra en el gozo 
de tu señor" (Mateo. 25:21). Y lo hizo. 

¿Cómo se construye 
un carácter? 

1. Teniendo un plan. Así como un 

constructor construye una casa ba- 
sándose en planos realizados ante- 
riormente, para construir un carác- 
ter cristiano, los padres y maestros 
necesitan tener un plan. Es necesa- 
rio elegir cuidadosamente qué valo- 
res quieren enseñar a los niños, para 
poder centrarse en ellos y hacer que 
su enseñanza sea significativa. 

2. Por medio del ejemplo. Esta es la 

manera más efectiva de enseñar 
valores a los niños. Ellos son imita- 
dores natos; actúan como sus ma- 
yores aunque éstos se esfuercen 
por enseñarles a ser diferentes. El 
mensaje de los valores es mucho 
más fuerte cuando los niños ven 
que los viven sus mayores. Pero es- 
to no es suficiente. Las investiga- 
ciones señalan que el aprendiza- 
je por medio del ejemplo es mucho 
más efectivo si se explica lo que se 
está haciendo y por qué. 

3. Por precepto. La enseñanza re- 
fuerza el ejemplo de vida. Ésta de- 
be ser diligente, positiva, apasiona- 
da y continua. Enseñar valores im- 
plica enseñar a pensar y a sentir. 
Algunas estrategias de enseñanza 
enfatizan más un aspecto que otro, 




Enseñar es tocar el futuro. 



por lo que comience utilizando las 
estrategias que le resulten más có- 
modas, sin olvidar de alternar con 
otras para que el aprendizaje sea 
equilibrado, y para poder descubrir 
cuáles motivan más a los niños. 

Estrategias que puede utilizar, tenien- 
do en cuenta la edad del niño, su nivel de 
comprensión y su estilo de aprendizaje: 

► Historias. Es una de las mejores for- 
mas de enseñar valores, ya que agra- 
dan a todos, tienen una atracción 
emocional poderosa, así como tam- 
bién hacen pensar a los oyentes. 

► Situaciones cotidianas. Estas 
pueden ser momentos ideales para 
enseñar valores, ya que los niños es- 
tán involucrados en esa situación. 
La oportunidad de enseñar sobre 
los valores puede surgir al observar 
una persona alcoholizada en la ca- 
lle, o de las necesidades físicas de 
un niño que mendiga, por ejemplo. 
Aproveche esos momentos para vi- 
vir y enseñar los valores. 

► Preguntas. Esta estrategia a me- 
nudo enseña más acerca de los va- 
lores que un reto o un sermón. Ante 
algún comentario o situación vivi- 
da, pregunte: ¿qué estás haciendo? 
¿Qué tiene de malo lo que estás ha- 
ciendo? ¿Cuáles son nuestras reglas 
(en relación con la mala acción)? 
¿Qué deberías hacer para seguir esa 
regla? ¿Cómo supones que se sien- 



te la otra persona? Y preguntas por 
el estilo. Las preguntas tienen el fin 
de ayudar a los niños a pensar y a 
razonar acerca de sus acciones. 

► Dramatizaciones. Este 
método es especial- 
mente útil pa- 
ra enseñar a los 
niños cómo ma- 
nejar la presión 
de los pares. Si- 
mular una situa- 
ción imaginaria 
y las respuestas 
posibles del niño 
a esa situación, le 
dan a éste la opor- 
tunidad de practi- 
car qué decir y hacer antes que se 
presenten esas situaciones en la 
vida real. 

Dibujos. Es una manera poderosa 
por medio de la cual los niños 
pueden expresar sus sentimien- 
tos. Para utilizarla en la enseñanza 
de valores, no le diga al niño qué 
debe dibujar, sino que puede suge- 
rirle que dibuje cómo se siente, 
y dejarlo solo para que trabaje. 
Pídale luego que le cuente acerca 
de su dibujo. Escuche con atención 
y haga algunos comentarios oca- 
sionales como para animarlo 
a hablar de la situación y ayudarle 
a pensar en maneras en que pue- 
de enfrentar situaciones similares 
(relacionadas con los valores) en 
el futuro. 

Carteles y frases guía. Refuer- 
ce su enseñanza con frases elegi- 
das de acuerdo con los valores que 
está tratando de enseñar. Pueden 
ser versículos, refranes, dichos, que 
de manera gráfica y/o visual ense- 
ñen conceptos claves en relación 
con los valores. Puede escribir es- 
tas frases en carteles y pegarlos en 
diferentes lugares del aula (o de la 
casa), o utilizar estas frases para 
comenzar o cerrar sus reuniones. 



Construir un carácter demanda tiem- 
po, oración, sacrificio, paciencia y mucho 
amor. Pero es una construcción que 
perdurará por toda la eternidad.— AIF. 



« 



M» 



Todo tiene su tiempo 



La sabia administración del tiempo 
es un concepto que debe enseñarse 
a los niños desde pequeños. Es un 
hábito que se aprende. Elena de White 
escribió: "Nuestro tiempo pertenece 
a Dios. Cada momento es suyo y nos 
hallamos bajo la más solemne obliga- 
ción de aprovecharlo para su gloria. De 
ningún otro talento que él nos haya 
dado requerirá más exacta cuenta que 
de nuestro tiempo". — Palabras de vida 
del gran Maestro, p. 277. ¡Qué desafío es 
éste para todos, pero en especial para los 
responsables de educar a los niños en el 
uso apropiado del tiempo! 

Muchos niños pequeños pasan una 
gran parte de su día sentados delante de 
un televisor, o mirando videos, y ahora 
también jugando en la computadora. Un 
estudio de la Asociación Americana de 
Pediatría (2007), mostró que el 75% de los 
niños de 0-6 años miran televisión todos 
los días, y en promedio más de una hora 
por día, en tanto la recomendación de es- 
ta asociación es que los niños menores de 
2 años no estén expuestos a los medios de 
comunicación (televisión, videos, compu- 
tadora, otros), y que los niños entre los 2 y 
6 años no sobrepasen diariamente las dos 
horas de exposición a éstos. A los efectos 
adversos que tiene la televisión sobre 
la personalidad y la salud de los niños, 
debemos sumarle el mal hábito en cuanto 
al uso del tiempo que ésta les enseña. 

Tiempo para otros 

Los niños pequeños pasan la mayor 
parte de su día durmiendo, comiendo y 
jugando, pero es necesario que aprendan 
a dedicar tiempo a ayudar. El consejo de 
Dios es: "En la escuela del hogar se les 
debe enseñar a los niños a cumplir con 
los deberes prácticos de la vida diaria. 
Mientras aun son jóvenes, la madre debe 
darles algunas tareas sencillas que hacer 
cada día. Necesitará más tiempo para en- 




señárselas que para hacerlas ella misma; 
pero recuerde que debe poner el funda- 
mento de la utilidad en el edificio de su 
carácter... Tan temprano en la vida como 
sea posible, se les debe enseñar a compar- 
tir las cargas del hogar".— Elena de White, 
Consejos para los maestros, p. 94. 

Tiempo para Jesús 

Las actividades cotidianas de los niños 
también deben incluir tiempo para estar 
en comunión con Jesús. Esto incluye el 
culto familiar, pero también el estableci- 
miento del hábito de la devoción personal. 
¿Qué puede hacer un niño pequeño en su 
momento de devoción personal? Escuchar 
una historia bíblica grabada, escuchar y 
cantar cantos espirituales (puede ser con 
ayuda de un cásete o CD), mirar libros 
ilustrados de historias bíblicas o de la 
naturaleza, o "libros de oración" (libro 
o carpeta con láminas de cosas por las 
cuales el niño puede agradecer a Dios). 
Unos pequeños momentos dedicados 
cada día a su "tiempo con Jesús", pueden 
establecer hábitos positivos para toda la 
vida. Anime a los padres de sus alumnos 
a que realicen con ellos las actividades 
para cada día sugeridas en el folleto Cuna 
o Infantil. Si no pueden realizarlas todas 
durante la semana, quizá puedan hacer 
algunas durante las horas del sábado. 

El sábado y el uso de este tiempo 



especial, es otro concepto 
importante que los niños 
pueden aprender desde 
pequeños. Jesús nos da cada 
semana seis días para noso- 
tros, pero hay un día especial, 
el sábado, que es el día para 
pasar con él, haciendo las 
cosas que a él le agradan. Es 
importante enseñar que el 
sábado comienza el viernes 
a la puesta del sol, que de- 
bemos prepararnos para ese 
día, y también orientar a los niños y sus 
familias en cuanto a cómo pasar el sába- 
do con Jesús, respetando la santidad de 
este día y haciendo de él un día delicioso 
y feliz. 

¿Qué pueden hacer las familias 
para que el sábado sea un día santo y 
agradable? 

► Tener algunos juguetes "especia- 
les" (relacionados con la Biblia, la 
iglesia, la naturaleza) sólo para las 
horas del sábado. 

► Establecer "tradiciones" sabáticas 
familiares, como por ejemplo: al- 
guna canción especial para recibir 
el sábado, o una comida especial, o 
un ritual especial, como encender 
velas, o acostarse un rato en la ca- 
ma de los papas el viernes de no- 
che para escuchar una historia, etc. 

► Salir a observar la naturaleza. Darle 
de comer a los patos en una lagu- 
na, recoger hojas, piedras, u otros 
elementos naturales. Observar las 
flores, trepar a los árboles, etc. 

► Asistir a la iglesia. 

► Hacer visitas misioneras breves. 

"En su día [Dios] reserva a la familia 
la oportunidad de tener comunión con 
él, con la naturaleza y con su prójimo". — 
Elena de White, La educación, p. 251. — AIF. 



LA ALFOMBRA 

del culto 

[Testimonio] 



ss 




w&¿ 




LESIA 



■N 



Ék 



\s^ v^:' Sí í 



atan, es hora del culto. Es tu 
turno de extender la alfombra". 
Natán corrió y fue en busca de 
la alfombra que estaba enrollada detrás 
del sofá. La estiró cuidadosamente 
sobre el piso de la sala. Entonces él y su 
mamá, hermano y hermana se sacaron 
los zapatos y se sentaron con las piernas 
cruzadas sobre la alfombra. 

Yo era una madre joven con tres hijos 
cuando tuve la idea de adquirir una 
alfombra para el culto. Compré entonces 
una de tipo oriental con decoraciones en 
rojo y blanco con flecos en las orillas que 
manteníamos enrollada detrás del sofá 
cuando no la usábamos. 

Como ustedes se pueden imaginar, 
extender la alfombra llegó a ser una 
tarea codiciada. 

Las reglas de la alfombra del culto 
eran simples: 

► Sacárselos zapatos y comentar la 
manera como la gente del tiempo 
bíblico mostraba reverencia a Dios, 
al sentarse o arrodillarse (Adapte 
según sea necesario. Por ejemplo, 
si para alguien es difícil pararse y 
agacharse, esa persona puede te- 



ner una silla especial para colocarla 
en la alfombra del culto). 

La regla más importante era que 
mientras estábamos en la alfom- 
bra, podíamos hacer solamente co- 
sas santas: orar, estudiar la Biblia, 
cantar, contar historias con ilustra- 
ciones de pañolenci (fieltro), repre- 
sentar las historias bíblicas, etc. 

Dejábamos todas las discrepancias, 
el mal humor y los sentimientos 
negativos fuera de la alfombra. 

Sin embargo, si estos sentimientos 
permanecían o había un problema, 
lo llevábamos a Dios en oración so- 



bre la alfombra y pedíamos a Él sa- 
biduría, curación y paz. 

A través de los años ha sido maravi- 
lloso cómo este símbolo visible ayudó a 
mis hijos a pensar en el culto como un 
momento santo y también a aprender a 
depender de Dios para recibir ayuda en 
la tentación. Quizás su familia también 
puede tener su propia "alfombra del cul- 
to" y encontrar así una nueva intimidad 
con Dios al reunirse con é 1 en oración y 
agradecimiento diario. 

Debbonnaire Kovacs. Revista Ideas, División 
Sudamericana, abril-junio 2007. 

Ven a la alfombra 



i'ii mi. 



Ven a la al - fom - bra, 



^# 



va - mos a o - rar 



r r i[_u i e 




Manos a la Obra 



Cuna 



ALABANZA Y ADORACIÓN 

La música y los niños pequeños 

Mensaje: debe trasmitir valores, 
principios, enseñanzas bíblicas rea- 
les y verdaderas. 

Ü til: aprender un versículo musica- 
lizado es más fácil que aprender- 
lo sin música. Los cantos de la ni- 
ñez perduran toda la vida. La mú- 
sica elegida debería acercar al niño 
a Jesús y ayudarlo a tomar buenas 
decisiones en todo momento. 

S ignificativa: La letra debe ser ade- 
cuada a su edad y posibilidades de 
comprensión, libre de simbolismos 
que no están al alcance del niño. 

I ntegrada al programa, reforzando 
las ideas que está enseñando y las 
actividades que se están realizando. 

C antable: adecuada a las posibili- 
dades musicales del niño. Fácil de 
aprender para ellos y sus padres. La 
melodía no debe tener grandes sal- 
tos melódicos, ni ser demasiado rá- 
pida. La melodía y la letra debieran 
ser sencillas y pegadizas. 

A legre: que dé ánimo y exprese el 
mensaje de una manera positiva. 



Cuando cante con los niños: 
► sea entusiasta 
► cante con ganas, y con 
una sonrisa 

► concéntrese en los niños 
► esté alerta a sus 
respuestas 
► sea flexible 

► esté preparado para cam- 
biar el programa, si fuere 
necesario 



CUMPLEAÑOS -VISITAS 

Recuerde celebrar los cumpleaños 
de todos los niños de la misma manera 
durante este año. En estas celebraciones 
enfatice el agradecimiento a Dios por su 
cuidado. 

Haga también que los visitantes 
se sientan bienvenidos. Las primeras 
impresiones son duraderas y éstas hacen 
que la persona decida si volverá o no a su 
iglesia. Muestre interés y cariño hacia el 
niño visitante y sus padres. 





Cuando elija la música para su 
clase, piense: 

► ¿Cuál es el tema central de la 
lección, la idea principal? 
► ¿Qué cantos ilustran o enfati- 
zan mejor ese mensaje? 
► La letra, ¿está expresada en 
términos "infantiles"? 
► La música, ¿es adecuada para 
mi grupo de niños? 
► ¿Puedo incorporar ademanes 
o acompañar al canto con algún 
material ilustrativo? 



MÉXICO 




MISIONES 

Los proyectos especiales para este 
trimestre corresponden ala División 
lnteramericana,y son: salones de culto 
para los internados de la Universidad 
del Sur del Caribe, en Trinidad, y cons- 
trucción de centros de entrenamiento e 
iglesias en la Asociación Interoceánica 
(sur de México). 

Receptor de ofrendas 

Puede utilizar un sombrero de paja 
para recoger las ofrendas, o alguno de los 
recipientes sugeridos en la página 10. 

Si quiere armar un rincón misionero, 
puede colocar de fondo vegetación 
selvática y en el frente un muñeco con 
vestimenta como la que muestra la ilus- 
tración. La vestimenta típica de Chiapas 
(sur de México) para las niñas es una blusa 
blanca con bordados en el escote redondo 
y falda negra. 



ESTADOS UNIDOS 



Golfo de México 



Océano Atlántico 




ISLAS CAIMÁN 



'GUATEMALA J 



EL SALVADOR 



Cs REPÚBLICA DOMINICANA 

, —^>-0 f^^ PUERTO RICO 



ISLAS VÍRGENES 



ANTIGUA Y BARBUDA 



* ». GUADELUPE 



C\ MARTINICA 

Q SANTA LUCIA 

6 BARBADOS 



Mar Caribe 



ARUBA CURACAO 

^ ^ BONAIRE 



SAN VICENTE Y GRANADINAS 
O GRENADA 



C¿> 



"2> 



TRINIDADYTOBAGO 



Océano Pacífico 



VENEZUELA 



GUYANA 
FRANCESA 



COLOMBIA 



Historia misionera 

Recursos visuales: muñeco "Juan", 
choclos (secos o de plástico), camión de 
plástico, vasija de barro, ropa, frutas, libro 
con ilustraciones bíblicas*. 

Este niño se llama Juan. 

Juan y sus papas viven en un lugar lla- 
mado México. Su casita está 
rodeada de muchos árboles y 
plantas. 

El papá de Juan tiene un 
campo donde cultiva maíz 
(choclos). Cuando los choclos 
están grandes, el papá los 
cosecha, los pone en bolsas 
y los lleva al mercado de la 
ciudad en su camión. 

Un día el papá le dice: 
"Juan, mañana vamos a ir to- 
dos al mercado de la ciudad". 

Juan se pone muy con- 
tento. A él le encanta ir al 
mercado en el camión con 
su papá. 

Al día siguiente, se levan- 
tan muy temprano. La mamá 
le pone a Juan su pantalón 




y su camisa blanca, y arriba su poncho, 
porque todavía hace frío. 

Con mucho cuidado el papá de Juan 
maneja el camión por todas las curvas 
que tiene el camino que baja de la monta- 
ña hasta la ciudad. 

¡Cuántas cosas interesantes hay en el 
mercado! Juan va con su mamá a hacer 
las compras mientras el papá ven- 
de los choclos. 

Aquí venden ricas frutas. 
A Juan le gusta mucho la 
sandía, así que su mamá le 
compra un pedazo de sandía 
para comer a la hora 
del almuerzo. Más allá 
venden ollas de barro, y 
en otro puesto venden 
ropa blanca y fresca 
para el calor. 

En una esquina del 
mercado, hay un señor con 
un carrito con libros. El 
señor le regala a Juan un 
librito con figuras. 

Cuando vuelven a 
la casa, la mamá le lee 



el libro a Juan. El libro cuenta la historia 
de Jesús*. ¡Juan se pone muy contento de 
saber que Jesús lo ama! 

Con nuestras ofrendas, muchos otros 
niños como Juan van a poder saber que 
Jesús los ama. 



* Puede usar el librito plástico Jesús calma la tem- 
pestad. 

NOTA: Si usted tiene niños grandecitos, puede 
ampliar la historia en la segunda parte del trimestre. 
Puede contar que otro día cuando van al mercado, la 
mamá le compra a Juan otro libro que habla de Jesús, 
y el señor que vende los libros los invita a la iglesia. 
Allí Juan aprende a cantar cantos que hablan de Jesús, 
aprende a orar, y muchas historias más de la Biblia, etc. 

IDEAS ADICIONALES PAR LAS 
LECCIONES 

Vea la Llave maestra N° 2. Algunos 
materiales nuevos que puede utilizar para 
ilustrar las lecciones de este trimestre, y/o 
para regalar a los niños, son: 

► Muñeco de paño: Jesús. 

► Librito plástico Jesús calma la tem- 
pestad. 

► Hoja libro paño: Alimentación de los 
5.000. 



Manos a la Obra 



Infantes 



CUMPLEAÑOS 

Continúe con la misma actividad para 
los cumpleaños con la que comenzó el 
año. Si está usando el Cartel del tren 
(ACES, art. 5069), siga con él hasta fin de 
año. Procure que la celebración de los 
cumpleaños sea un momento de gratitud 
a Dios. Recuerde: "En los cumpleaños se 
les debe enseñar a los niños que tienen 
razones para manifestar gratitud a Dios 
por su amorosa bondad al preservarles la 
vida durante otro año. Así pueden impar- 
tirse preciosas lecciones. Por la vida, por 
la salud, por el alimento, por el vestido, 
no menos que por la esperanza de la 
vida eterna, hemos contraído una deuda 
para con el Dador de todas las misericor- 
dias; y Dios merece que reconozcamos 
sus dones, y que presentemos nuestras 
ofrendas de gratitud a nuestro mayor be- 
nefactor. Estas ofrendas de cumpleaños 
son reconocidas por el cielo".— Elena de 
White, Review and Herald, 9 de diciembre 
de 1890. 

MISIONES 

Las ofrendas de este trimestre están 
destinadas ala División Interamericana. 
Los proyectos especiales son: salones de 
culto para los internados 
de la Universidad 
del Sur del Caribe 
(antes Colegio 
Unión del Caribe) 
en Trinidad, y cons- 
trucción de centros de 
entrenamiento e iglesias en la Asociación 
Interoceánica (sur de México). 

Receptor de ofrendas 

Un elemento muy común en México 
es el molcajete (un mortero de piedra). 
Puede fabricar uno parecido con arcilla 
para modelar o utilizar algún mortero 
que consiga: de piedra, metal o madera. 

Otros elementos que puede utilizar 
también como receptores de ofrenda 

10 





son: sombrero, 
una cazuela o 
vasija de barro, 
un canasto, o 
una jicara, que 
es un recipien- 
te plano que se usa mucho en el sur de 
México para sacar agua de los arroyos 
y tomarla al paso. Están hechas de una 
especie de calabacita que se llama guaje. 

Rincón misionero 

La planta de nopal o tuna es uno de 
los símbolos nacionales de México. Tiene 
flores grandes que pueden ser amarillas, 
anaranjadas, rojas o púrpura. Si quiere 
utilizar un incentivo para las ofrendas, 
dibuje pencas de nopal sobre goma eva, 
recórtelas y forme así una planta. Puede 



IDEAS ADICIONALES 
PARA LAS LECCIONES 

Vea la Llave maestra N° 2. Allí encon- 
trará ideas para las lecciones y también 
para la memorización de los versículos del 
trimestre. Para repasar y fijar las leccio- 
nes de este trimestre o para regalar a los 
niños, puede utilizar: 

► Muñeco de paño: Jesús. 

► Hoja libro paño: Alimentación de 
los 5.000. 

► Librito plástico Jesús calma la 
tempestad. 

► Rompecabezas: Jesús con peces 
y Jesús en la iglesia. 

► Libro para contar historias: serie Sin 
palabras. 




ubicar la planta al lado de la figura de una 
iglesia (o a la maqueta de una iglesia). 
Cada sábado, al juntar las ofrendas, agre- 
guen una flor abierta a la planta (puede 
usar flores artificiales). Esto recordará a 
los niños que las ofrendas que reúnan 
durante el trimestre ayudarán a construir 
iglesias en el sur de México. 




Control del caos 



Estrategias Maestras 



M: 



uchos maestros enfrentan cada 
semana el desafío de mantener 
i el orden en una clase llena de ni- 
ños inquietos y movedizos. Compartimos 
con usted algunos secretos para lograrlo: 

1. Hágase amigo de los niños. Dedique 
tiempo individualmente a cada ni- 
ño. A los niños les gusta agradar a 
sus amigos. ¡Escúchelos! ¡Anímelos! 
¡Elogíelos! Que sientan que usted se 
interesa en ellos y en lo que les pasa. 

2. Gane su confianza. Sea confiable, 
consistente, justo. 

3. Gane su respeto. Prepárese para ca- 
da clase. Conozca bien el material 
que va a enseñar. 

4. Anime al niño a participar. La parti- 
cipación mantiene concentrada la 
energía en cosas positivas. 

5. Utilice una variedad de estilos y téc- 
nicas de enseñanza. La variedad 
permite que, aunque los niños ten- 
gan distintos estilos de aprendizaje, 
usted pueda llegar a todos ellos en 
una sola hora de clase. 

6. Mantenga la clase en movimiento. 
No pierda el ritmo de las actividades 
ni permita que se creen "baches" en- 



Al pequeño Benjamín lo habían 
dejado a cargo de su hermanita 
Sally. Mientras esperaba que su mamá 
volviera, Benjamín tomó unas botellas de 
tinta y unas plumas y comenzó a dibujar 
el retrato de su hermanita. Tan entusias- 
mado estaba con su trabajo, que no notó 
las gotas de tinta que se iban desparra- 
mando a su alrededor. Cuando su madre 
volvió, había manchas de tinta en el piso, 
en las sillas, y en la mesa. Si Benjamín hu- 
biera sido su hijo o alumno, ¿cómo habría 
reaccionado? 

La mamá captó toda la situación con 
una sola mirada. Sus ojos finalmente des- 




tre una actividad y la siguiente. Los 
niños se ponen inquietos cuando no 
tienen nada que hacer. 

7. Cambie de actividad antes que los 
niños pierdan el interés. El período 
de atención de los niños es breve. 
Reconozca cuándo es el momento 
de cambiar de actividad y capte así 
nuevamente su interés. 

8. Tenga cosas para mostrar o activi- 
dades en las que los niños puedan 
participar no sólo hablando, sino 
también con su cuerpo, como: repe- 
tir el versículo con ademanes, ves- 
tirse a la usanza bíblica o del país 
adonde van las ofrendas, caminar 
en el lugar, etc. 

9. Planifique actividades con mayor 
gasto de energía y otras más tran- 



cansaron sobre el dibujo 
que había hecho Benjamín. 

-¡Oh, es Sally!— exclamó asombrada, 
mientras se inclinaba y besaba 
a su hijo. 

Benjamín llegó a ser uno de los gran- 
des artistas de su época, elegido por el 
rey Jorge III para pintar eventos históri- 
cos. Él siempre reconoció que le debía su 
carrera a su madre. "Fue el beso de mi 
madre cuando hice el retrato de Sally lo 
que me animó. Su estímulo hizo mucho 
más de lo que podría haber hecho una 
reprimenda". 



quilas. Alterne ambos tipos de ac- 
tividades, teniendo en cuenta que 
sean acordes a la edad de los niños 
con los que trabaja. 

10. Establezca reglas para la clase. 

11. Sea positivo. Si tiene que corregir la 
conducta de un niño, hágalo de ma- 
nera positiva y afectuosa. En lugar 
de decirle que se calle, pida a toda 
la clase que escuche con atención. 

12. Diga 10 cosas positivas de un ni- 
ño por cada crítica o corrección que 
deba hacerle. Los comentarios posi- 
tivos tienen mucha más fuerza pa- 
ra cambiar a una persona que los 
negativos. 

13. Al comenzar cada actividad, recuér- 
deles a los niños pequeños cuál es 
la conducta esperada. 

14. Si necesita corregir, trate de hacer- 
lo en primer lugar sin interrumpir 
la clase, con una mirada, acercándo- 
se al niño problemático o tocándolo 
suavemente. 

15. Muestre seguridad. Los niños apro- 
vechan las vacilaciones. 

16. Ore por sus alumnos y con sus 
alumnos. Pida ayuda a Dios, quien 
creó y ama a cada uno de sus hijos, 
¡aún aquellos a quienes usted en- 
cuentra difíciles de amar! 




Pequeños Exploradores 



El valor de la naturaleza 



A Aunque decimos que la naturale- 
za es el segundo libro de Dios, en 
realidad ésta no ocupa el lugar que 
debería en nuestra iglesia, y por ende en 
nuestras escuelas y universidades. 

Como cristianos no entendimos en 
toda su extensión lo que significaba que 
Dios ponía a todos los demás seres de 
la naturaleza bajo nuestro dominio y 
creímos que los animales y plantas eran 
nuestros, sin comprender que fuimos 
puestos como sus administradores por- 
que sólo Dios es el dueño de la tierra y de 
Él es todo cuanto hay sobre ella. 

La creencia de que Dios destruirá al 
final de los tiempos la tierra mediante 
fuego ha quitado interés en el cuidado y 
conservación de algo que finalmente 
será destruido, olvidando que nosotros 



debemos cuidar de todas formas nuestro 
cuerpo respetando sus leyes de salud 
aunque finalmente se muera y se convier- 
ta en polvo. 

Por otra parte, la misión de la iglesia de 
predicar el evangelio a los humanos nos ha 
llevado a olvidarnos de nuestros compañe- 
ros de creación ante el celo misionero. 

Pero, ¿cómo considera Dios a la 
naturaleza? 

1. El estudio de la naturaleza en el 
plan inicial de Dios. Cuando Dios 
creó a Adán, organizó en el Edén la 
primera escuela y entre las diversas 
actividades que había, el estudio de 
la naturaleza era una de las asigna- 
turas que les proporcionaba conoci- 
miento de Dios (Elena de White, La 
educación [Ed], p. 22). 



2. EL ESTUDIO DE LA NATURALEZA CON 

la entrada del pecado. La entrada 
del pecado alteró la naturaleza, in- 
troduciendo ciertos cambios en ella, 
pero a pesar de ello el Creador no 
anuló su estudio, sino que lo man- 
tuvo como una asignatura que de- 
bía seguir formando parte de todo 
sistema educativo que pretendiera 
dar a conocer a Dios (Ed, p. 26). 

3. El estudio de la naturaleza en el 
futuro y en otros mundos. Pare- 
ce ser que el estudio de la naturale- 
za es, en la actualidad, una asigna- 
tura importante para los habitantes 
de otros mundo, con quienes nos 
uniremos en su investigación eter- 
namente cuando Cristo venga (Ed. 
pp. 301-307). 



¿Por qué le da Dios tanto valor a la naturaleza? 




1. Por creación. Dios nos 


bas nos ayudan a cono- 


mundo actual está desti- 


sia para la naturaleza du- 


creó formando parte de 


cer mejor a Dios (Elena de 


nado a ser intérprete de 


rante el día sábado. Por 


la naturaleza. 


White, El ministerio de cu- 


las cosas de Dios". (PVGM, 


ejemplo, dedicar unos 


2. Porque es nuestra 


ración, p. 367). 


pp. 203, 204). 


momentos cada sábado a 


FUENTE DE SALUD Y VIDA. 


7. Por filosofía de la na- 


9. PARA ENCONTRARSE CON 


estudiar la naturaleza en 


3. Por ecologismo. El ser 


turaleza. La naturaleza 


Dios. "La hermosura de 


la Escuela Sabática. 


humano fue puesto como 


es la obra de un artista. 


la naturaleza lleva al al- 


► Organizar campamen- 


administrador de la na- 


No sólo debe ser estudia- 


ma lejos del pecado y 


tos de naturaleza. Vivir 


turaleza. Asimismo tene- 


da desde su aspecto téc- 


de las atracciones mun- 


en contacto directo con la 


mos una deuda para con 


nico, sino también desde 


danas, y la guía hacia la 


naturaleza durante unos 


ella, puesto que por el pe- 


su significado sentido. 


pureza, la paz y Dios". 


días, aprender y reflexio- 


cado de los humanos, ella 


"En su perfección origi- 


(PVGM, p. 14). 


nar sobre ella, pueden 


sufre. 


nal, todas las cosas crea- 


10. NOS INSPIRA A LA ADORA- 


ayudar a los niños y jóve- 


4. Por biónica. El hombre 


das eran una expresión 


CIÓN de su Creador. Ej.: 


nes a aprender más sobre 


aprende, copia e imita a 


del pensamiento de Dios". 


Salmos 8, 104, 148. 


ella y su Creador. 


la naturaleza con fines 


(PVGM, pp. 8, 9). 




► Desarrollar seminarios so- 


pragmáticos. 


8. NOS AYUDA A CONOCER A 


El estudio de la natura- 


bre la naturaleza desde 


5. NOS AYUDA A PERCIBIR LA 


Dios. La naturaleza con- 


leza en la iglesia 


una perspectiva cristiana. 


EXISTENCIA DE DlOS. 


tiene características que 


Propuestas: 




Extraído del Apunte: El valor de la na- 


6. Alumbra la compren- 


nos hablan de la persona- 


► Crear un espacio dentro 


turaleza para la iglesia del Dr. Antonio 


sión de la Biblia. Am- 


lidad de su autor."Todo el 


del programa de la igle- 


V. Cremades. 



12 




4. La naturaleza en el sábado. El 

sábado es un monumento en el 
tiempo al Creador, por ello, la natu- 
raleza debería formar parte en ese 
día de la adoración a Dios. Elena de 
White escribió: "El sábado nos invi- 
ta a contemplar la gloria del Crea- 
dor en sus obras creadas", y tam- 
bién: "el sábado, señalando siem- 
pre hacia el que lo creó todo, man- 
da a los hombres que abran el gran 
libro de la naturaleza y escudriñen 
allí la sabiduría, el poder y el amor 
del Creador". (Patriarcas y profetas, 
pp.28,29). 

5. Jesús y la naturaleza. Jesús no 

sólo es un modelo de vida sino 
también es un modelo de maestro 
y educador. Él fundía la fe y la natu- 
raleza en una unión dinámica per- 
fecta. El estudio y la enseñanza de 
la naturaleza formaron parte im- 
portante tanto de su vida privada 
como de la pública. Él utilizaba la 
naturaleza para ilustrar la verdad. 

6. La naturaleza en la evangeliza- 
ción. Elena de White escribió: 

"El libro de la naturaleza es un gran 
libro de texto que debemos usar 
conjuntamente con las Escrituras 
para enseñar a los demás acerca 
del carácter de Dios y para guiar a 



las ovejas perdidas 
de vuelta al apris- 
co del Señor. (Pala- 
bras de vida del gran 
Maestro [PVGM], pp. 
13J4)- 
La naturaleza en 

LA EDUCACIÓN. Job 

127-9 di ce: "Pregunta a 
las bestias o a las aves: ellas te 
pueden enseñar. También a la tie 
rra y a los peces del mar pue- 
des pedirles que te ins 
fruyan. ¿Hay alguien 
todavía que no sepa 
que Dios lo hizo to- 
do con su mano?" 
(DHH). Elena de 
White da gran im- 
portancia al libro de 
la naturaleza en la edu 
cación de los niños y los jó 
venes, ubicándolo en segundo lu- 
gar como libro de texto, después de 
la Biblia. 






Con amor de madre 

La maternidad es un rasgo que los seres 
humanos comparten con los animales. 
En la naturaleza encontramos ejemplos 
maravillosos de lo que significa ser madre. 

Ser madre no es nada fácil! Y las 
mamas chimpancés lo saben. Por eso, 
cuando dan a luz a su primer hijo, lo 
primero que hacen es pedir ayuda 
a la mona más vieja del grupo. 
Ésta adopta a la cría y la cuida 
como si fuera su propio hijo, 
mientras la chimpancé joven 
la observa atentamente 
para poder hacerse cargo de 
su hijo la próxima vez. 

Las mamas chimpancés 
son madres orgullosas. Después 
de que nace su cría, se la presen- 
tan a todo el grupo y la acompañan hasta 
cumplir los diez años. 

Mamá maestra. La mamá foca da a 
uz fuera del agua, en un lugar có- 
modo, y a solas. Limpia al recién 
nacido con mucho cuidado 
y cariño. Después de unos 
pocos días, le da lecciones 
de natación en aguas poco 
| profundas. Dos meses más 
tarde, el pequeño se convierte 
en un experto nadador. 
Crías con niñera. Los leones 
viven y se trasladan en manadas, y las 
hembras crían juntas a sus cachorros. 
La gestación de un leoncito dura tres 

eses y medio. La madre no puede 
quedarse demasiado tiempo 
con sus cachorros, porque 
tiene que salir a cazar para 
¡ traer la comida. Pero no deja 
' solos a sus cachorros. En esas 
ocasiones los deja a cargo de 
otra hembra. 

Todo en familia. El 
macho y la hembra del caballito de 
mar (hipocampo) reparten muy bien sus 
funciones parentales. La hembra pone los 
huevos, pero lo hace en una especie 
de bolsa que posee el macho en 
su abdomen. Allí, él los fertiliza 
y protege hasta que nacen. En 
el momento del parto, que 
dura dos días, el macho frota 
su vientre en las rocas para 
ayudar a salir a las crías. 



13 



LA HORA DE LOS NIÑOS 

en las calles 



IB 




¿Está tu iglesia lista para una 
aventura emocionante? 

La hora de los niños en la calle, es un 
nuevo programa itinerante para niños que 
se realizó en Portland, Oregon, cerca del 
área del Metro (tren urbano). El objetivo 
fue proveer un programa emocionante 
para niños durante los meses de verano en 
una determinada comunidad. 

Los niños disfrutaron de varias activi- 
dades tales como juegos, cantos alegres, 
historias para la edificación del carácter, 
memorización de versículos bíblicos, 
historias bíblicas y refrigerios. También se 
daban premios a los asistentes. El orador 
principal fue el Pr. Dave Algrem, quien 
cada semana daba la oportunidad a niños 
y padres de entregar sus corazones a Dios. 

La gran final se realizó un domingo en 
el patio y el salón de la iglesia de Orchards. 
Los 55 visitantes asistieron con muchas ex- 
pectativas. Además del programa regular: 

► Los niños disfrutaron de un castillo 
inflable. 

► Los nuevos amigos de la iglesia fue- 
ron invitados al salón de la iglesia a 
comer pizzas y mirar la proyección 
de las fotos que mostraban los cua- 
tro eventos de La hora de los niños 
realizados en un parque. 



► Se sortearon dos bicicletas para ni- 
ños, junto con otros premios. 

► Los niños recibieron invitaciones 
para asistir al Club de Conquistado- 
res y Aventureros de la iglesia. 

¿Qué más hubo? 

Desde que comenzamos, realizamos un 
programa completo una vez por semana 
durante diez semanas y tuvimos una gran 
respuesta. Nuestros líderes continúan 
buscando formas de alcanzar a los niños 
de la comunidad. Ya estamos nuevamente 
pensando en el verano y en los programas 
semanales a los cuales invitaremos a los 
niños. Nuestra oración es que los niños 
conozcan a Jesús como su amigo personal. 

¿Cómo nos guió Dios? 

i. Dios dio la visión. 

2. Un equipo captó esa visión. 

3. El equipo oró para conseguir apoyo 
y al planificar esta obra misionera. 

4. La comisión financiera y la Junta de 
la iglesia apoyaron el proyecto y dis- 
pusieron los fondos. 

5. Los Conquistadores, los padres y el 
equipo de MN ayudaron en la distri- 
bución de los volantes y las visitas 

a los hogares del vecindario; luego 



montaron y desmontaron lo que era 
necesario cada sábado de tarde. 

6. Dios respondió las oraciones pro- 
porcionándonos lugares apropia- 
dos y buen clima durante los meses 
de septiembre y octubre (en los que 
con frecuencia llueve). 

¿Qué diferencia hizo en nosotros? 

1. Hicimos amigos en la comunidad. 
Asistieron 73 niños de 1 a 16 años, los 
más pequeños con sus padres. 

2. Nuestros ojos fueron abiertos a 
nuevas oportunidades para realizar 
evangelismo infantil. 

3. Los Conquistadores descubrieron 
que el servicio es divertido. 

Cuando el Señor dijo: "alimenta a mis 
corderos", también le estaba hablando a 
nuestra iglesia, así como habló a Pedro y a 
su iglesia. 

¿Cómo responderán ustedes? 

Cada iglesia debería contar con un 
equipo de MN, analizar su iglesia, su 
comunidad, evaluar sus talentos e intentar 
encontrar personas dinámicas para dirigir 
sus programas de evangelización infantil. 

Shirley Allen y Debbie Messenger (Revista Ideas, 

ABRIL-JUNIO DE 2007). 



14 



Ideas del Cofre 



f>on eidedo 

índice en e( 

círculo 

y (mego d« vuefaq 

(4 tótrjettt* 




¡€stAs señtdmdo <n U 

M^Toz MAMÁ 

DELMOhlPO! 



ífed^ dí« 
de (4 ty^drel 




Tarjeta para el Día de la Madre/del Padre 

Instrucciones: Fotocopie la tarjeta, doble y pegue. 
Por último recorte el círculo del centro de la flor. 
Permita que los niños coloreen la flor o hágalo usted. 

Historia: La alimentación 
délos 5.000 

Canto ilustrado: Era un bello día (CD Cuna - 
Infantes, primer semestre de 2008). 

Instrucciones: Amplíe estas láminas y utilí- 
celas para ilustrar esta canción. Si lo desea, puede 
pegar la letra detrás de los carteles como ayuda 
memoria para el director de canto. 







15 



Ambientación 




Ideas para ambientar su aula 




16